Revista Contaduría Pública | Febrero 2019

$34.850

Disponibilidad: 2 disponibles

CARTA DE LA PRESIDENCIA

A lo largo de su trayectoria, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) se ha constituido como un organismo que ha aglutinado a la comunidad contable del país, con el fin de impulsar su desarrollo humano y profesional, y brindarle capacitación vía Internet para un óptimo desempeño en los sectores privado, gubernamental y académico.

Los inicios del Instituto no estuvieron exentos de dificultades antes de alcanzar la madurez y la proyección que, hoy en día, lo caracterizan. Sus 95 años de existencia le otorgan un valor y experiencia acumulada, que lo hacen ser un organismo destacado en el campo de la Contaduría Pública y sus áreas, fundamentales para el desarrollo social y económico de México (auditoría, contabilidad, fiscal, finanzas, etcétera).

La inserción de nuestro país en el mundo globalizado ha propiciado la necesidad de estar al día en el conocimiento y aplicación de ordenamientos legales, emitidos por organismos contables internacionales, así como en los avances tecnológicos y disciplinarios de la Contaduría Pública.

Sabemos que el ejercicio profesional de esta disciplina está regido por reglamentos y lineamientos, debido a la interacción y cooperación que tiene el IMCP con distintos organismos contables, como la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC), que agrupa a toda la profesión en América, y la International Federation of Accountants (IFAC), organismo global para la profesión contable, el cual avala las Normas Internacionales de Auditoría.

En la esfera nacional hay que mencionar al Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF), organismo que respalda, en colaboración con el IMCP, las Normas de Información Financiera, que también reglamentan el trabajo de los Contadores Públicos.

Esta presencia en los ámbitos nacional e internacional le ha valido al Instituto ser referente en cuanto a la certificación de los Contadores Públicos nacionales, y establecer acuerdos con el Instituto Canadiense de Contadores Públicos (CPA Canada, por sus siglas en inglés) y el Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA, por sus siglas en inglés), instancias con las que se ha renovado el Acuerdo de Reconocimiento Profesional Mutuo por cinco años más, el cual establece que todo aquel Contador Público nacional pueda laborar en esos países y viceversa, previo
cumplimiento de requisitos, entre los que destaca la presentación y aprobación de un examen denominado de extranjería. Sin duda, este es otro de los valores sobresalientes del Instituto, que refleja la importancia del trabajo que viene desempeñando en los últimos años.

No pueden dejar de mencionarse otras tareas significativas que realiza el IMCP, como la capacitación vía Internet (impartición de diplomados y cursos), que tienen el objetivo de actualizar a los Contadores Públicos y propiciar con ello su desarrollo humano y profesional en los ámbitos laborales en los que se desenvuelvan (privado, público y académico).

En este contexto, cobra relevancia la necesidad de sumar esfuerzos y estrechar lazos de colaboración para invitar a asociaciones civiles que no estén afiliadas al IMCP, pero cuyo eje de acción sea la Contaduría, con el propósito de que conozcan el trabajo y las tareas que lleva a cabo el Instituto no solo en los organismos internacionales mencionados, sino también en las cámaras de diputados y senadores, en dependencias federales (Servicio de Administración Tributaria, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, etc.), en los gobiernos estatales, en los organismos privados y en las universidades públicas y privadas del país.

Por todo lo anterior, el IMCP es un organismo vital, con presencia nacional e internacional, y cuya labor en pro de la Contaduría Pública se realiza en beneficio de quienes se dedican a esta noble profesión

Compartir

CARTA DE LA PRESIDENCIA

A lo largo de su trayectoria, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) se ha constituido como un organismo que ha aglutinado a la comunidad contable del país, con el fin de impulsar su desarrollo humano y profesional, y brindarle capacitación vía Internet para un óptimo desempeño en los sectores privado, gubernamental y académico.

Los inicios del Instituto no estuvieron exentos de dificultades antes de alcanzar la madurez y la proyección que, hoy en día, lo caracterizan. Sus 95 años de existencia le otorgan un valor y experiencia acumulada, que lo hacen ser un organismo destacado en el campo de la Contaduría Pública y sus áreas, fundamentales para el desarrollo social y económico de México (auditoría, contabilidad, fiscal, finanzas, etcétera).

La inserción de nuestro país en el mundo globalizado ha propiciado la necesidad de estar al día en el conocimiento y aplicación de ordenamientos legales, emitidos por organismos contables internacionales, así como en los avances tecnológicos y disciplinarios de la Contaduría Pública.

Sabemos que el ejercicio profesional de esta disciplina está regido por reglamentos y lineamientos, debido a la interacción y cooperación que tiene el IMCP con distintos organismos contables, como la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC), que agrupa a toda la profesión en América, y la International Federation of Accountants (IFAC), organismo global para la profesión contable, el cual avala las Normas Internacionales de Auditoría.

En la esfera nacional hay que mencionar al Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF), organismo que respalda, en colaboración con el IMCP, las Normas de Información Financiera, que también reglamentan el trabajo de los Contadores Públicos.

Esta presencia en los ámbitos nacional e internacional le ha valido al Instituto ser referente en cuanto a la certificación de los Contadores Públicos nacionales, y establecer acuerdos con el Instituto Canadiense de Contadores Públicos (CPA Canada, por sus siglas en inglés) y el Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA, por sus siglas en inglés), instancias con las que se ha renovado el Acuerdo de Reconocimiento Profesional Mutuo por cinco años más, el cual establece que todo aquel Contador Público nacional pueda laborar en esos países y viceversa, previo
cumplimiento de requisitos, entre los que destaca la presentación y aprobación de un examen denominado de extranjería. Sin duda, este es otro de los valores sobresalientes del Instituto, que refleja la importancia del trabajo que viene desempeñando en los últimos años.

No pueden dejar de mencionarse otras tareas significativas que realiza el IMCP, como la capacitación vía Internet (impartición de diplomados y cursos), que tienen el objetivo de actualizar a los Contadores Públicos y propiciar con ello su desarrollo humano y profesional en los ámbitos laborales en los que se desenvuelvan (privado, público y académico).

En este contexto, cobra relevancia la necesidad de sumar esfuerzos y estrechar lazos de colaboración para invitar a asociaciones civiles que no estén afiliadas al IMCP, pero cuyo eje de acción sea la Contaduría, con el propósito de que conozcan el trabajo y las tareas que lleva a cabo el Instituto no solo en los organismos internacionales mencionados, sino también en las cámaras de diputados y senadores, en dependencias federales (Servicio de Administración Tributaria, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, etc.), en los gobiernos estatales, en los organismos privados y en las universidades públicas y privadas del país.

Por todo lo anterior, el IMCP es un organismo vital, con presencia nacional e internacional, y cuya labor en pro de la Contaduría Pública se realiza en beneficio de quienes se dedican a esta noble profesión